martes, abril 17, 2007

El gran día de Montceau-les-Mines

Hoy me hubiera gustado levantarme en Montceau-les-Mines. Y desayunar en uno de esos cafés franceses en los que los croissants saben de esa forma tan deliciosa que en ningún otro lugar del mundo hemos aprendido a imitar. Y contemplar en la portada de L'Équipe la imagen de Samir Aïd, máximo goleador de un equipo de la zona media-baja de la cuarta división. Y comprobar cómo aquellas calles teñidas de rojo y decoradas para la ocasión se han convertido por un día en el punto central del panorama futbolístico del país. Y luego comer en un buen restaurante al lado de orgullosos habitantes que son incapaces de saborear su magret de canard porque su mente sólo puede pensar en el partido de la noche. Y entonces, a las nueve en punto, sentarme en la plaza principal y observar a esa mitad de la población que se quedó sin entradas siguiendo la gran batalla en la pantalla gigante instalada junto al ayuntamiento.

Y es que esta noche se juega la primera semifinal de la Copa de Francia, un torneo al que se da mucha importancia en el país vecino. Y hasta ella ha llegado el Montceau, equipo de la CFA (cuarta categoría) que lucha por no descender pero que ahora mismo se encuentra a noventa minutos de jugar en Saint-Denis. Tras haber eliminado a equipos que han participado en competición europea en la presente temporada -Burdeos y Lens-, su último escollo para poder viajar al Stade de France es el Sochaux, cuarto clasificado en la Ligue 1. Evidentemente, la fiebre por su equipo de fútbol se ha instalado en este pequeño pueblo de 20.000 habitantes de la Borgoña, como se puede apreciar en las numerosas fotografías colgadas en el foro de los hinchas del club, único sitio en toda la red dedicado a una institución que carece incluso de página web.

El partido esconde además una historia curiosa. La Federación Francesa de Fútbol es muy estricta en lo que se refiere a las sedes de los partidos de Copa, por lo que todo equipo amateur que llega a las rondas más avanzadas o tiene que medirse a conjuntos de primera división debe buscar un estadio que reúna unas mínimas condiciones de seguridad y aforo. El campo del Montceau no fue considerado apto, pero, casualmente, el pueblo vecino, Gueugnon, que es más pequeño -no llega a los 9.000 habitantes-, tiene a su equipo jugando en segunda división y, por lo tanto, dispone de un estadio en el que se disputan encuentros profesionales todos los fines de semana. Así que, pese a que existe cierta rivalidad entre algunos sectores de las dos aficiones, la directiva del Montceau decidió elegir como sede -ya desde el partido ante el Burdeos- el Stade Jean-Laville de Gueugnon, con capacidad para 13.872 espectadores. Aunque todas las previsiones ya indicaban que el campo se quedaría pequeño para la semifinal de hoy, el presidente decidió seguir utilizándolo y renunció a ir a jugar a Lyon para facilitar el desplazamiento a sus aficionados y para que el gran partido se disputara en el departamento de Saône-et-Loire. Pero los problemas en la elección de la sede terminan aquí. Si hoy su equipo elimina al Sochaux, el siguiente partido tiene ya escenario adjudicado: un campo de fútbol en el que se han jugado dos finales de Champions y una de Mundial.

Etiquetas: , ,

9 Comments:

At 17/4/07 13:40, Blogger J. Urrutia said...

Impresionante la trayectoria de este modestísimo grupete de amigos. Eliminar a dos equipos de primer nivel nacional no está al alcance de cualquiera en sus torneos domésticos. Sin duda jugar en el Stade de France sería un sueño para ellos, y ganar el título el 'Rien ne va plus'...
Ojalá el sistema de competición en nuestra Copa nos permitiera ver cosas así. De momento habrá que conformarse con disfrutar de las hazañas 'ajenas'...

 
At 17/4/07 13:44, Blogger Dadan Narval said...

Fantástico prólogo del partido. La pasión de un pequeño pueblo en pocas líneas.
Estaremos antentos y ojalá que mañana tengamos segunda parte. ¿Alguien por aquí va con el Souchaux? Yo creo que no...
Felicidades por el artículo, Axel.

 
At 17/4/07 14:13, Blogger davidoff_chels said...

Me ha encantado el artículo Àxel, todos con el Montceau!

 
At 17/4/07 14:39, Blogger Àxel Torres said...

Saludos. Gracias por los comentarios. Efectivamente, hoy todos vamos con el Montceau. Aunque ojo a la curiosidad: el Sochaux, pese a ser en comparación un equipo grande, también procede de un pueblo muy pequeño. De hecho, en Sochaux viven sólo 6.000 personas, aunque es la sede de la Peugeot, en la que trabajan 16.000 empleados. El equipo de fútbol juega en Montbéliard, que está al lado -de hecho su nombre completo es Sochaux-Montbéliard- y que ya es más grande (27.750). Pero lo que hace del Sochaux un equipo grande es que es el equipo representativo de una zona geográfica de más de 300.000 personas y su vinculación con Peugeot. Fue de hecho el primer equipo profesional de Francia y ganó dos ligas en la década de los 30. Así que es evidente que el pequeño, esta noche, es el Montceau.

 
At 17/4/07 14:54, Anonymous j_division said...

nada mas que muy bonito el reportaje pero que no se olvide del cariz futbolistico, que cada vez mas nos vamos por otros derroteros!

por otro lado espero que no dejes en el olvido el post sobre GOMIS del Saint Etienne, se espera con ganas!

un salud! y fuerza para el Montceau!!

 
At 17/4/07 15:42, Anonymous hàmster said...

Quiero ir a Montceau-les-Mines.

 
At 17/4/07 16:14, Blogger Dadan Narval said...

Axel,
Partiendo del tema me atrevo a hacerte una sugerencia para un artículo (espero que no te parezca mal). Es curioso lo de los equipos que juegan en estadios en los que hay más asientos que ciudadanos tienen las localidades en las que están situadas los estadios. El ejemplo que pones del Souchaux es uno, pero en Francia hay más, ¿no?. El Lens, por ejemplo, creo que sería otro caso, aunque no estoy seguro.
Bueno, a ver si recoges el guante...
Un saludo y felicidades por el artículo y el blog.

 
At 17/4/07 17:58, Blogger jdsa said...

Cosas como éstas demuestran que el fútbol es grande, y que aún hay cabida para hazañas épicas como ésta...
Magnífico tu artículo, sin duda alguna ;)

 
At 18/4/07 09:07, Blogger Dadan Narval said...

... y cayeron como espartanos, en la prórroga. ¡Qué grande es el fútbol, Axel!

 

Publicar un comentario

<< Home